martes, 12 de marzo de 2013

Finisher medio Ironman Santa Cruz

Si señor!!! Reto conseguido!!! Ya soy finisher de mi primer medio Ironman, con sus 1900 metros a nado, 90 kilómetros en bicicleta y 21 kilómetros corriendo. Todo ello en un tiempo de 5:16:11, cuando pensaba hacerlo entre 6 y 7 horas, por lo que estoy muy satisfecho con el resultado.

En general debo decir que la organización estuvo muy bien, tengo alguna crítica constructiva, pero de pequeños problemas fácilmente subsanables.

La experiencia fue muy muy positiva. El domingo sonó el despertador a las 5:20 am, salto de la cama y desayuno que te pego, platazo de leche con cereales y vitaminas. Saco al perro, mosqueado por esas horas un domingo jaja, y así hago tiempo para que los intestinos hagan su trabajo. Reviso todo por quinta vez y al coche.

Llego a San Andrés relativamente pronto, 6:30 y la zona de boxes estaba en construcción, saco la bicicleta y tiro al bar más próximo a por un cafecito y otra visita a "Roca". 7:00 y a boxes, ya se va animando la cosa, muchas caras conocidas, nervios, nadie ha entrenado, jaja, lo típico. Uno va entrando con su bicicleta BH Prisma y mirando a los lados le va entrando el bajón, es como ir a la Fórmula 1 con tu Seat Altea XL familiar de serie jaja, pero bueno, este tema lo trataré más tarde.

Todo colocado en boxes y ¡sorpresa! ahí llegan Yeyo y Darío a dar ánimos, ¡grande! Plastones de vaselina por todos lados, traje de neopreno y listo, la suerte está echada.

Nos damos un paseito hasta la playa, yo iba muy en silencio, escuchando conversaciones, mirando las caras y pensando en lo mío: a ver Eduardo, nadar no se te da mal, aléjate de la gente que ya sabes lo que pasa, tú a lo tuyo, esto es muy largo, nada de emociones, que luebo viene la bici y ya sabes,...

Después de explicar gritando el recorrido ciclista (nunca he entendido que cuesta buscar un megáfono) dan la salida a las chicas, son las que estaban en primera fila y las que mejor oyeron las indicaciones, o sea, no hicieron nada de lo que habían indicado. Vamos, que lo nuestro era fácil, no hacer lo que hicieron ellas.

Dan la salida y vamos que nos vamos, en el agua me encuentro bien, busco un extremo y consigo hacer los giros sin complicación. Creo que hay gente que se debería replantear levantar la cabeza cada 10 brazadas, porque no sólo entorpecen a la gente sino que ellos mismos hacen más metros desviando y corrigiendo la trazada, no entiendo.

Salgo del agua y ¡mira tú que bien! había muchas bicicletas en boxes, eso es que salí en buena posición ¡yepah! Pues nada, vamos a lo que peor llevo, mi talón de aquiles, los 90 kilómetros en bicicleta (nunca había rodado 90 kilómetros, con un par!). Nada más salir me empezaron a adelantar bicis por todos lados, buffff, de verdad, que bajón, pero nada, esto es largo, tengo que aguantar, yo a lo mío. Acopladito, intentando meter las rodillas como me decía Darío desde la moto al lado (qué lote!) y kilómetro a kilómetro que llevo ya 4 vueltas, quedaba una. Un inciso, aluciné cuando al final de mi primera vuelta me adelantaron los dos primeros ¡surrealista! De verdad, es una pasada como van esos pedazos de cracks. La última vuelta de la bici se me atragantó un poco, pero no era momento de venirse abajo.

Llego a boxes, me pongo los tenis y se me ilumina la cara, bufff, vamos allá, quedan 21 kilómetros, me marco un ritmito, veo que me encuentro bien y empieza la cacería. Es lo que viene ocurriendo en carreras largas cuando vas llegando al final, que si te encuentras bien pasas un montón de gente que no supo o pudo dosificar bien sus fuerzas. En este tramo viene mi segunda crítica (la primera fue el megáfono), el avituallamiento de la carrera tenía que estar más en el medio del tramo, estaba muy pegado a meta y te lo encontrabas dos veces muy cerca y luego había un trayecto muy largo sin tener nada para comer/beber.

Y por fin meta, con mis dos amores esperando y por primera vez en mi vida pude hacer la conejada que tanto nos gusta a los padres, entrar con la enana por meta, ¡flipante! Una gran sensación.

En resumen (habrá alguien que lea el ladrillo?):

Pude y debo apretar más en la natación, fui demasiado reservón. Aunque estamos hablando que salí sólo 7 minutos por detrás del primero, eso no es nada en este tipo de pruebas.

Ciclismo, voy a hacer lo lógico, me voy a comprar una bici de 7000 euros y listo jajaja. No, es coña, aquí es donde realmente pierdo muchísimo tiempo, tengo que entrenar mucho más y ser mucho más rápido aquí. Si soluciono este segmento voy a ganar muchísimo. Ahí están los números, puesto 131 en el sector ciclista y puesto 53 en el sector de carrera.

 Ahora empiezo a darle duro para la Transvulcania 2013 y en diciembre me espera otro Medio Ironman en el cual espero poder decir que he mejorado mucho con la bici.

4 comentarios:

  1. Enhorabuena!! Para ser el primero no está nada mal!!! ánimo con los entrenos y a mejorar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javi, ahora a por la siguiente jeje.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Muy bien, te estas haciendo todo un titán del deporte de larga distancia.
    Repito la enhorabuena...

    ResponderEliminar